Presentado por: Bloomberg

Contenido presentado por: Bloomberg

Goldman Sachs dice que la estanflación ya afecta a Argentina

Conforme la producción industrial sufre su mayor caída bimensual en 10 años, la economía de Argentina crecerá 2,45 por ciento este año, según la mediana de las estimaciones de seis economistas que consultó Bloomberg.

Los warrants vinculados a la economía argentina experimentan la mayor caída en siete semanas conforme Goldman Sachs Group Inc. dice que la estanflación afecta a la segunda mayor economía de América del Sur.

Los valores han declinado 0,43 centavos en los últimos cinco días, a 9,89 centavos, la mayor caída desde el 4 de junio, luego de que el gobierno informara que la actividad económica se contrajo 0,5 por ciento en mayo, la primera declinación interanual en tres años. Los bonos gubernamentales en dólares cayeron 1,2 por ciento, mientras que los de América Latina declinaron 0,3 por ciento, según el índice EMBI Global de JPMorgan Chase Co.

Conforme la producción industrial sufre su mayor caída bimensual en 10 años, la economía de Argentina crecerá 2,45 por ciento este año, según la mediana de las estimaciones de seis economistas que consultó Bloomberg, menos que el ritmo de 3,3 por ciento necesario para desencadenar un pago de los warrants. La desaceleración, sumada a incrementos anuales de precios que analistas estiman ascienden a 24 por ciento, significa que el fenómeno conocido como estanflación se ha “ensañado” con Argentina, escribió Goldman Sachs en una nota del 20 de julio.

Se estima que no habrá una recuperación de importancia en 2013, por lo que “lo más probable es que no haya dividendos de warrants el año próximo ni en 2014”, dijo Juan Pablo Fuentes, un economista de Moody’s Analytics Inc., en entrevista telefónica desde West Chester, Pensilvania. “No contemplamos una gran mejora” el año próximo, dijo.

Los pagos se hacen en diciembre sobre la base de la expansión del año anterior. El gobierno no tuvo que desembolsar nada en 2010 luego del crecimiento de 0,9 por ciento de 2009.

Reestructuraciones de deuda

Las exportaciones cayeron 10 por ciento en junio, a US$7.120 millones, respecto de igual período del año pasado, dijo ayer el instituto nacional de estadísticas en Buenos Aires.“Para Argentina es muy difícil mantenerse al margen de la crisis global”, dijo el viceministro de Economía, Axel Kicillof, el 20 de julio en Buenos Aires. “Argentina no permanece pasiva a la espera de lo que pase en el comercio global y observando la caída de la demanda, sino que instrumenta políticas activas”.

Los valores se emitieron en el marco de reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010 luego de que el país declarara un impago de US$95.000 millones a fines de 2001. El gobierno pagará a los inversores en 2013 si el producto interno bruto se expande por encima de 3,26 por ciento este año y el valor de la producción del país ajustado por inflación supera la situación establecida en los valores.

La producción industrial argentina cayó más de 4 por ciento en junio por segundo mes consecutivo, la mayor declinación bimensual en 10 años, informó el 20 de julio el instituto nacional de estadística. La actividad económica bajó 0,5 por ciento en mayo respecto de igual período del año pasado, la primera declinación interanual desde julio de 2009, dijo ese día el organismo en un informe aparte.

La confianza de los consumidores cayó 25 por ciento en julio en relación con el mismo mes del año pasado, según una encuesta que dio a conocer ayer la Universidad Torcuato Di Tella, que tiene sede en Buenos Aires.



Sigue a El Mostrador Mercados:

Contactanos

¿Tienes un dato? Escríbenos »

Cartas al director Escríbenos »

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador. Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.