Kiosko de la Bolsa

Estás en: Inicio > Kiosko de la Bolsa > Costo promedio de la minería del cobre en Chile sube a US$ 1,35 la libra durante 2012

Costo promedio de la minería del cobre en Chile sube a US$ 1,35 la libra durante 2012
  • publicado en |
  • 28 de diciembre 8.06 |
  • 20

Mayores costos y menores márgenes. Esa es la relación que tiene a la industria minera con dolor de cabeza. Constantemente los ejecutivos del sector señalan que la escalada de los costos operacionales es el principal problema que enfrentan. Dentro de esto, lógicamente que el consumo energético es una de las principales amenazas. Según estimaciones de Cochilco, el consumo energético en la minería del cobre se duplicará al 2020, lo que significa que se requerirán 3.000 MW adicionales a la actual capacidad, lo que significa un alza de 97% de la demanda respecto del consumo de 2011.

Varias mineras han tenido que paralizar sus proyectos, hasta tener mejores noticias con los costos. Sin ir más lejos, si se incluye la reciente suspensión de Antucoya (de AMSA), son casi US$ 17 mil millones de inversión paralizados por costos.

Una de las consultoras más reconocidas en la minería mundial es CRU. De hecho varias empresas como Codelco y Antofagasta Minerals le encargan estudios. Para explicar el efecto de los costos, Diario Financiero conversó con Juan Esteban Fuentes, consultor principal en Chile.

-¿Cuáles son los principales ítems de la estructura de costos operacionales de las mineras?

-Para 2012, los principales ítems de costos son consumibles (bolas de molinos, neumáticos, químicos, combustible, etc), energía eléctrica y personal.

-¿Cuánto será el costo promedio en las mineras chilenas este 2012 versus 2007 (año del repunte en precio del cobre)?

-De acuerdo a nuestros cálculos, el costo promedio de la industria minera chilena al año 2012 se ubicó en US$ 1,35 la libra (neto de subproductos). En este cálculo los consumibles representan un 31%, la energía eléctrica un 21% y la mano de obra un 19%. Mientras que costo promedio en 2007 era de US$ 0,59 la libra (lb), cifra que el año pasado llegó a US$ 1,06 lb.

-¿Influye en este proceso la baja de las leyes minerales?

-Las bajas leyes que se están presentando hacen incrementar los costos unitarios ya que finalmente se utilizará la misma cantidad de energía y otros insumos para producir menos cobre fino.

-¿Seguirá aumentando en 2013 el costo operacional de las mineras chilenas?

-Creemos que tendrá una tendencia al alza pero no tan pronunciada como la que se ha visto en años pasados debido principalmente a la estabilización de algunos insumos como fletes, acero y petróleo.

-¿Qué pasaría si el precio del cobre baja de los US$ 3, y al mismo tiempo los costos siguen subiendo?

-Si nos ponemos en el caso de la pregunta, si el precio baja y los costos suben, y si esto se mantiene por un periodo largo, algunas mineras empezarán con planes de reducción de costos, postergación de inversiones, modificaciones de planes mineros, etcétera. Quienes no puedan tendrán que cerrar sus operaciones.

Ahora bien, también puede producirse alguna reacción de la industria en el manejo de inventario, tal como se produjo en 2002 por parte de Codelco cuando el precio estaba muy bajo.

-¿Cómo se puede controlar el cash cost?

-Existen muchas variables operacionales que se pueden optimizar, como por ejemplo una mejor tronadura que haga que el consumo eléctrico del chancador primario sea menor o que pueda chancar mas mineral por unidad de tiempo. Estimamos que si las faenas están preocupadas de sus costos, constantemente deberían estar preocupadas de variables operacionales y mejoras continuas. Dicho esto, otra manera de reducir los costos es optar a mejores precios de mercado de los insumos principales.

-Recientemente AMSA canceló un proyecto por los costos ¿Por qué se han elevado tanto en esta compañía?

-Probablemente esa conclusión puede estar siendo impulsada por Pelambres ya que según los datos publicados por Antofagasta Minerals, su costo el año 2007 fue de -US$0,18 lb y llegó a US$0,81 lb al 30 de septiembre de 2012. Esto está ciertamente relacionado con los precios de subproductos, cuyas ventas son un crédito e influyen directamente en los costos operacionales de cada faena. Para el caso particular del molibdeno, subproducto principal de la industria cuprífera en Chile, su precio ha bajado ostensiblemente en los últimos años y hoy está en niveles cercanos a la mitad de lo que se pudo observar en 2008– lo que hace aumentar el costo unitario neto de subproductos.



Sigue a El Mostrador Mercados:

Contactanos

¿Tienes un dato? Escríbenos »

Cartas al director Escríbenos »

-->